Últimas noticias

SEÑAL Y CAMINO EN LAS LOCALIDADES DE GERENA Y VILLANUEVA DEL RÍO Y MINAS

TravelQuinto

El pasado sábado 1 de mayo, un grupo compuesto por 15 participantes (máximo permitido en la localidad de Gerena de acuerdo con la legislación sobre el Covid) del Club Señal y Camino realizó una ruta por los Meandros del río Guadiamar, una ruta de 13 kms, de dificultad media y 250 m. de desnivel acumulado.

Señal y CaminoPartiendo del cruce del río con la ctra. Gerena-Aználcollar, en un día espléndido para andar, los integrantes del grupo fueron recorriendo las márgenes del río Guadiamar, unas veces por la izquierda y otras por la derecha, dependiendo de la accesibilidad. Tuvieron la oportunidad de ver algunos molinos derruidos, pasar por una pequeña vía ferrata en una presa y adentrarse por zonas de difícil acceso. ¡Toda una aventura!

Esta zona del río es muy poco transitada al ser muy salvaje. En ella se combina el sendero con algo de trepada de rocas y mucha vegetación. Hasta en diez ocasiones, los senderistas tuvieron que cruzar el río, adentrándose en el agua hasta llegar al Puente de Matachica donde está previsto el final de la ruta.

En este tipo de ruta la presencia humana es poco habitual. Los componentes del grupo disfrutaron de una naturaleza salvaje donde los silencios profundos y el sonido de los pájaros y del agua les acompañaron durante todo el recorrido.

Debido a las exigencias de la ruta, aunque solo tuviera 13 kilómetros, les llevó más de 8 horas en realizarla. Recorrieron las márgenes del río, conocido en muchos tramos lúdicos como el Vado del Quema, donde las hermandades pasan en su recorrido al Rocío. Otros tramos, tristemente famosos por la noticia del desastre de los vertidos tóxicos de las minas de Aználcollar, sin embargo muy poco conocidos al estar alejados de poblaciones y carreteras, poco accesibles y con proliferación de vegetación. Una experiencia única de la que pudieron disfrutar los 15 componentes del Club Señal y Camino.

El domingo 2 de mayo, 20 senderistas se trasladaron a la localidad de Villanueva del Río y Minas para hacer una ruta de senderismo de 17 kms. y 375 m. de desnivel y visitar el yacimiento arqueológico de Munigua situado a 8 kilómetros del municipio.

Esta ruta fue una ocasión para combinar senderismo, naturaleza y cultura. Es lineal y el grupo partió desde el Puente del Tren, en una zona con amplios aparcamientos junto al Lago Azul. El sendero es fácil, sin apenas desniveles pronunciados, atravesando campos y dehesas de la vía pecuaria “Cordel de El Pedroso”. A lo largo del recorrido, a ambos lados del camino, hay profusión de  olivares, pinos y alcornoques. Una vez llegado a la finca, la dehesa se nos muestra más espléndida en esta época primaveral, con ganado suelto, especialmente cerdos. Por la finca, el sonido del agua de varios arroyos hizo las delicias de nuestros participantes.

Accedieron a las ruinas del enclave arqueológico de Munigua por la zona norte de la muralla que protegía esta ciudad, dedicada a la explotación minera. Durante la mitad del siglo I d.C fue su época de máximo esplendor y en el siglo III d.C fue destruida por un terremoto. Sus restos fueron hallados en 1765 por dos investigadores de la Academia de las Letras de Sevilla. La tradición popular todavía hoy lo conoce por “Castillo de Mulva”. Posteriormente, este yacimiento fue olvidado hasta 1957 cuando volvió a ser estudiado por el Instituto Alemán de Arqueología de Madrid. Hoy en día, está catalogado como Bien de Interés Cultural y aunque poco conocido, merece la pena ser visitado.

TravelQuinto

Related posts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

OFERTA 2×1