Últimas noticias

La vida te da sorpresas…para leer y pensar.

Banner Fomentto

A veces, la vida te da sorpresas. Sorpresas agradables, sorpresas ilusionantes que se transforman en motivación y ganas de hacer cosas, de emprender nuevos retos o de retomar los que se habían dejado aparcados, de revivir olvidadas sensaciones o de disfrutar con otras desconocidas hasta entonces.

Esas sorpresas pueden llegarte en cualquier momento, y escondidas bajo mil y una apariencias, sin apenas hacerse notar o a bombo y platillo y con cohetes. A veces nos damos cuenta enseguida, pero otras tardamos en reaccionar y asimilar lo que realmente nos está regalando la vida, bien porque no estemos acostumbrados a recibir presentes de esa envergadura o bien porque nos cueste creer que algo tan bueno pueda ser real.

Estas sorpresas llegan a veces en forma de noticia, de esas palabras que pensabas que nunca escucharías, ésas que cuando llegan te dejan boquiabierto y sin reacción, ésas que tienes que repetir mentalmente varias veces para cerciorarte de que significan lo que has entendido.

En otras ocasiones, estas sorpresas tienen forma de acontecimiento, de suceso casi mágico que se graba en tu mente, y que cada día al despertar tienes que pararte a pensar si pasó de verdad o lo has soñado, transformándose el desconcierto en sonrisa al ser consciente de que realmente ocurrió.

Las sorpresas que nos alegran la vida también pueden tener forma de persona, y particularmente son las que más me gustan. Personas que aparecen en tu vida sin que importe mucho cómo y te hacen darte cuenta de que lo que habías tenido siempre tan claro a lo mejor no es tan así.

Personas que ponen tu vida patas arriba y hacen que eso te encante… personas que te enganchan y no te sueltan, entre otras cosas porque no quieres que lo hagan. Estas personas son capaces de darle sentido a muchas cosas y de hacerte empezar el día como acabaste el anterior, con una sonrisa y ese brillo en los ojos.

Sea como sea tu sorpresa, de la manera en que llegue y bajo la forma que lo haga, nunca viene mal que te sorprendan, que te inyecten una buena dosis de energía y positivismo, que una bocanada de aire fresco renueve el a veces ambiente viciado que te envuelve… Y cuando eso pasa, lo mejor es dejarse llevar y disfrutar del regalo vital que quien sea ha puesto en nuestras manos, sin pararnos a buscarle un porqué, sin empeñarnos en buscar el motivo o la causa… se trata simplemente de dejar aflorar nuestra mejor sonrisa y dar las gracias disfrutando de esa noticia, de ese momento o de esa persona… a fin de cuentas, no todos los días te sorprende la vida…

Autor: https://www.facebook.com/historiasdelaalameda

Related posts

Deja un comentario