Últimas noticias

La familia con tres hijos pequeños realojada en un piso del Banco Santander muy cerca de conseguir el “Alquiler Social”. ¡Sí se puede!

Banner Fomentto

Hace unos días os contábamos el caso de María, José y sus tres pequeños. Viven re-alojados en un piso propiedad del Banco Santander, en Viterbo, Montequinto. El suyo es el caso de multitud de familias españolas. Ella tiene un salario precario, y cobra solo 650 euros. José no tiene nada, ha agotado todas sus prestaciones. En medio los tres peques, que han pasado por cinco alquileres en pocos años, y que nunca han podido tener un hogar, una vivienda estable. A finales de este mes de abril tienen un juicio, en el Juzgado de Dos Hermanas, acusados de ocupación y usurpación.

(Fotos cedidas por gentileza de “Sevilla Report”)

El viernes pasado, día 4, realizamos una concentración en la Central del Banco Santander en Sevilla, en plena Avda de la Constitución. La acción era necesaria, ya que ni Santander, ni Altamira (la inmobiliaria del banco) ni Gestinova (la empresa externa que gestiona los “archivos tóxicos” del Santander) accedió a reunirse con la familia afectada. Allí nos presentamos, acompañados por el Grupo de personas Afectadas de Vivienda de Montequinto y Dos Hermanas. Algunas personas del colectivo “Yayoflautas” nos esperaban allí. Y también nos esperaban tres furgonetas de la Policía Nacional. La finalidad de la acción era clara: conseguir regular la situación de la familia y encontrar el compromiso, por parte del Banco Santander, de que les concedieran el “Alquiler Social”, a un precio asequible, en uno de esos millones de pisos vacíos que los bancos tienen, abandonados y vacíos, por toda España.

(Video de Setas TV, grabado esa mañana, explicando el caso)

3

Al comienzo nos negaron la entrada. Como María no era clienta del banco ni tenía cuenta en él, nos dijeron que no podían dejarla pasar, mientras observábamos con incredulidad cómo entraban todas las personas que llamaban a la puerta. Intentamos después, incluso, entrar a la Central acompañados de una afectada de vivienda con problema grave de hipoteca en dicho banco, que estaba en el grupo apoyándonos, y tampoco fue posible. Al pedir el libro de reclamaciones incluso se negaron a dárnoslo. Después de mucho rato, y de intentos de mediación con la Policía Nacional y la Local, accedieron a dejarnos pasar solo a dos personas, un servidor que os escribe y María, la madre de familia realojada.

Por fortuna la negociación fue cordial, amistosa. Nos reunimos con la Directora de Contenciosos y Recuperaciones del Santander en Andalucía, que en todo momento se mostró dialogante y cercana. Le explicamos el caso, que más adelante os daremos a conocer en otro artículo, insistiendo en el beneficio a la comunidad de vecinos que había supuesto la llegada de María y José. Y es que el piso se encontraba en condiciones higiénicas lamentables, abandonado, lleno de suciedad y basura acumulada. Desde la propia comunidad ya habían avisado del peligro de contagio que eso suponía. María y José se han desvivido, trabajando muchísimo, por limpiarlo todo y acondicionarlo, y el vecindario les está agradecido por ello. La Directora se comprometió a buscar una solución para la familia con un Alquiler Social en el piso en el que están, preferentemente, o en otro en Montequinto, donde están escolarizados los tres pequeños, a un precio asequible (en torno a 100 €).

4

Esta acción demuestra algo muy importante de lo que tenemos que aprender: solo uniéndonos en grupo, siendo solidarios, humanos, practicando el empoderamiento, la ayuda mutua y el compromiso, exigiendo Justicia, podemos cambiar las cosas y conseguir que, quienes más tienen y no conocen la “crisis”, quienes en gran medida han creado esta trágica situación en la que nos encontramos, accedan a encontrar soluciones que están avaladas por la Constitución Española y la toda la legislación mundial de Derechos Humanos. Porque el sufrimiento de cualquier ser humano está por encima de cualquier cosa. Y si las personas que hacen política desde sus despachos nos son capaces de hacer Justicia, la que tenemos que hacer entre nosotras y nosotros, uniéndonos.

PUNTO DE VIVIENDA Y ENCUENTRO 15M MONTEQUINTO

C/ CASCAIS, Nº 69 (junto a Peluquería Lebron). MARTES DE 19:00 A 21:00 (cita previa)

TELÉFONOS DE CONTACTO: 686 873 157 / 661 993 710

Related posts

Deja un comentario