Últimas noticias

“Aprendiendo con mi perro”, con Álvaro Manuel Ortega PARTE I

Banner Fomentto

2Cada vez estoy mas convencido de que la educación de nuestras mascotas, en especial de los perros, es un requisito indispensable para la felicidad y la convivencia tanto del animal como de sus dueños. Hace 20 años los perros salían sueltos a la calle, hacían sus necesidades en mitad de la explanada o donde les pillara, si mordían pues se pedía perdón, y la única obligación que tenían los dueños era de alimentarlos y sacarlos dos o tres veces al día. Afortunadamente los tiempos cambian, la sociedad en general ha evolucionado y las normas de convivencia son cada vez mas estrictas en estas ciudades cada vez mas saturadas en las que vivimos, antes en Montequinto vivían cuatro gatos, ahora somos un gran distrito con unos 40.000 habitantes, por tanto las normas y nuestras obligaciones como ciudadanos son cada vez mayores, por nuestro propio bienestar.

Somos muchos los que disfrutamos de nuestra vida acompañados por el mejor amigo del hombre, y tenemos a nuestros perros mimados y cuidados, algunos hasta extremos que rozan la locura, pero si querer a mi perro como si fuera parte de mi familia es estar loco, yo estoy completamente loco desde hace años. Sin embargo fruto de este amor por mis pequeños ha nacido también una necesidad de que ellos convivan no solo conmigo, sino también con mi familia, amigos e incluso vecinos, y por esta necesidad de que el resto de la gente los acepte como parte de mi familia, me veo también en la obligación de enseñarlos y educarlos para que puedan convivir con el mundo, para que sepan comportarse según el lugar donde estemos, para que sepan relacionarse con otros perros y sobre todo, sepan relacionarse con el resto de personas.

Esto es un hecho, si quiero que mi perro no sea rechazado por la gente, incluso por las que no le gustan los animales, lo primero es demostrar que tanto mi perro como yo estamos totalmente adaptados y preparados para formar parte de la sociedad.

Hace unas semanas publicamos en nuestra web el comienzo del 2º Curso de Adiestramiento Canino Ciudad de Dos Hermanas, impartido por Alvaro Manuel Ortega, todo un profesional de la educación canina, y lo afirmo con conocimiento de causa. Decidí regalarle el curso a mi mujer para que aprendiera junto a uno de mis perros, pero al final decidí apuntarnos juntos con nuestras dos mascotas, Yaki y Otto.

Durante las próximas semanas quiero compartir mi experiencia en este curso, así como las cosas que vamos aprendiendo, y si alguien después de leer estas palabras, decide hacer lo mismo y lo disfruta tanto como yo lo estoy disfrutando, estas palabras habrán merecido la pena.

1

El primer día de curso fue este pasado Sábado, al llegar me encontré entre 10 y 15 perros sueltos por el pipican del Parque de La Colina, mi primera reacción fué de rechazo tengo que reconocerlo, incluso temía por la integridad de mis mascotas que no llegan a los 5 Kg de peso, pero ya que estaba me envalentoné y los solté junto con los demás mientras nos presentábamos los dueños y nos daban las primeras indicaciones, los animales, dejando de lado alguna que otra riña sin mucha importancia, se adaptaron bien y pronto empezaron a disfrutar y a jugar con el resto de perros. En ese momento me dije: “Por lo menos mis niños se lo van a pasar bien….”

 

10141_4870971972774_1647407555_n-1

Yo pensaba que enseñar a un perro y corregir malos hábitos era algo complicado, que eso que se ve en la televisión que hace el famoso Cesar era todo un montaje, sin embargo pronto me demostró el adiestrador que eso es real, y no solo real sino que ademas es fácil, hoy puedo afirmar que tenemos a nuestro propio encantador de perros en Montequinto y su nombre es Álvaro Ortega.

 

En el primer fin de semana hemos aprendido a pasear a nuestros perros y que no tiren de la correa, algo que es un autentico problema para muchas personas. En vez de pasear a sus perros son los perros los que pasean a los dueños, pues es algo que se puede solucionar en un par de horas de práctica. En mi caso mis niños eran de los que salían a la calle ladrando a voz en grito y dando tirones, pues desde el Domingo, salen mas tranquilos, ya no tiran de la correa, no ladran, y sobre todo están mas receptivos y atentos a mis ordenes, si me lo cuentan el Viernes no me lo creo sinceramente.

 

9También hemos aprendido la orden de “juntos” para que cuando vayamos caminando por zonas con mucha gente o por aceras estrechas, el perro vaya pegado a mi izquierda sin sobrepasarme y a mi paso, y la verdad que es un lujo poder pasear así con tu perro, sin que moleste, sin miedo a que se te cruce, simplemente caminando y que él vaya a mi lado sin molestar ni a mi ni al resto de viandantes, y lo mas curioso es que él se lo pasa bien, va a mi lado moviendo su rabo y dando saltitos, en definitiva, esta contento de aprender a comportarse y se pone muy contento cuando hace las cosas bien y lo premio con una chuche o una caricia. Al contrario de lo que yo pensaba, ellos son mas felices haciendo las cosas bien, los perros son animales que disfrutan haciendo disfrutar a sus dueños, y la verdad es que yo estoy disfrutando muchísimo con esta experiencia y ellos los están compartiendo conmigo.

 

Después del primer fin de semana de curso, estoy seguro de que cualquier animal puede aprender fácilmente. Eso que dicen algunos de “mi perro eso no lo hace” o “eso con mi perro es imposible”, pues que se lo quiten de la cabeza, todos los perros están preparados para aprender y a cualquier edad, los míos tienen 3 y 9 años, y aunque es cierto que al mayor le esta costando un poco mas lo está consiguiendo fácilmente.

Todos los dueños de perros deberían de hacer un curso como este, por la felicidad del dueño y del animal, volviendo al principio de mis palabras, los perros hoy en día tienen que ser capaces de convivir con todas las personas, y un perro agresivo o maleducado es un problema que el resto de la gente no tiene porque aguantar. Es muy sencillo solucionarlo y toda una vida para disfrutarlo.

No puedo dejar de citar el estupendo regalo que nos ha hecho la empresa de piensos Belcando, una bolsa para cada perro, porque la alimentación adecuada es igual de importante que la educación.

En las próximas semanas seguiremos contando lo que vamos aprendiendo y compartiendo nuestras experiencias, ahora os dejamos algunas fotografías de este fin de semana.

Related posts

Deja un comentario