Últimas noticias

San Valentín, la verdadera historia.

Banner Fomentto

 

Al contrario de lo que mucha gente piensa, esta festividad no es invento puramente comercial ni ha salido de las mentes del marketing de las cadenas comerciales, simplemente, a lo largo de los años, nos han inculcado que celebremos esta festividad  a través de regalos, olvidando sus orígenes.

San Valentin_13022017Corría el año 296 D.C. en el imperio romano bajo el mandato del emperador Claudio III, en aquellos tiempos se consideraban mas aptos para la guerra aquellos soldados jovenes, sanos y solteros ya que no llevaban cargas familiares a sus espaldas, por ello el casamiento estaba prohibido.

Pero el amor se abre paso allá donde aparece y por aquella época un sacerdote llamado Valentín ejercía su labor en la clandestinidad. Cuando las jovenes cristianas empezaron a suplicarle consejo y ayuda en sus amoríos, Valentín no dudó en celebrar casamientos (cristianos, claro está) entre sus fervientes pupilas y los jovenes soldados enamorados y así se extendió su fama,  matrimonio tras matrimonio, hasta llegar a oídos del emperador, que se indigno bastante ya que no solo había prohibido el matrimonio entre sus soldados, si no que ademas, la religión cristiana era perseguida con furor.

Tal es así que un día 14 de Febrero, el padre Valentín fue decapitado por orden de Claudio III, después de que el sacerdote se negara en rotundo a renunciar a su fe.

Tras la muerte del sacerdote, no cesaron las bellas historias acerca de como murió por ayudar a las parejas de enamorados y tanto fue así, que los remordimientos causados por esta muerte innecesaria, impulsaron que años mas tarde el propio emperador Claudio III se convirtiera al cristianismo influenciado por su recuerdo.

Cuenta la historia que, la hija del carcelero de Valentín, aprovechó los días de cautiverio del santo para hacerle llegar cartas en las que le pedían consejo amoroso, cartas que el sacerdote siempre atendió y contestó. Poco después de su ejecución, en la celda que fue recluido, se encontró una ultima carta que Valentín había escrito para esta muchacha, en la que se despedía de ella como, “Su Valentín”. Estas lineas corrieron como la pólvora entre las mancebas, ya que contenía versos y frases de amor, para que la muchacha la usara con su amado, y así nació la primera carta de amor de “San Valentín”, tradición que a día de hoy aun perdura en pleno siglo XXI en todos los países anglosajones, intercambiando cartas y postales de amor.

Fue popularmente llamado “San Valentín” por la propia gente en honor a sus actos, mucho antes de su nombramiento como santo católico,  cosa que no sucedió hasta que en el año 496 D.C. el Papa Gelasio lo proclamara santo, formalizando así su culto.

En cualquier caso, no esta de mas que dediquemos un día al año (mínimo) a decirle a nuestra pareja lo mucho que la queremos, y si con esta crisis que gobierna nuestra vidas, no podemos hacer un gran regalo, recordemos que la tradición original tan solo contemplaba una bonita carta con unos versos de amor, y eso señores, es gratis…

¡Feliz día de San Valentín!

Related posts

1 Comment

  1. Toñy

    No conocía esta historia, gracias por compartirla, y es verdad hay que querer y demostrar todos los días, pero no pasa nada porque un día al año se haga algo especial según el bolsillo de cada uno, incluso como tú dices gratis, o hay algo más lindo que cuando tus hijos te regalan un dibujo en un papel y te dicen te quiero MAMA o PAPA.

Deja un comentario