Últimas noticias

Depresión Postvacacional, como superarla.

TravelQuinto

Ya estamos en Septiembre y aunque aún quedan algunas personas pendientes de disfrutar de sus merecidas vacaciones, la mayoría de nosotros nos disponemos a afrontar nuestro nuevo periodo laboral o bien lo hemos comenzado hace poco.

Depresión postvacacional_30082017Si es así, puede que estés notando ciertos síntomas que se pueden denominar dentro del llamado “síndrome postvacacional”. Este síndrome se puede definir como el estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones y de ocio con la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento, en concreto, hace referencia a un estado de malestar genérico, con síntomas tanto psíquicos como físicos, afectando principalmente a personas jóvenes, menores de 45 años. También estos síntomas pueden aparecer en niños ocasionados por la vuelta al colegio, después de las largas vacaciones de verano, aunque en ellos es menos frecuente sobre todo si el niño se encuentra a gusto en el colegio.

El síndrome postvacacional, puede presentarse de diversas formas: Síntomas físicos como cansancio generalizado, fatiga, falta de sueño, dolores musculares, falta de apetito o de concentración, síntomas psíquicos como irritabilidad, tristeza, falta de interés o nerviosismo

Los expertos aconsejan no alargar las vacaciones hasta el día anterior de empezar a trabajar. Se recomienda volver de vacaciones un par de días antes para que la adaptación a la rutina sea más paulatina, empezando a habituarnos nuevamente a los ritmos de sueño y comida.

Es conveniente desarrollar alguna actividad de ocio que sea compatible con el trabajo para que no sea tan brusco el cambio y tomarse tiempo para arrancar y volver a coger el ritmo que se tenía antes de vacaciones. Una actitud optimista y positiva ayudará también a superar este periodo de adaptación de una forma más rápida y llevadera.

A continuación os facilitamos algunos consejos para hacer la vuelta al trabajo más llevadera:

 Volver de vacaciones unos días antes

 Al igual que la medida anterior, esta ayuda al trabajador a aclimatarse de forma más paulatina a su vida laboral.

Levantarse pronto unos días antes de reincorporarse

 De esta manera, al trabajador le resulta más fácil la vuelta al día a día, ya que se adapta con anterioridad a los horarios habituales.

Poner el despertador cinco o diez minutos antes

 Sobre todo los primeros días de readaptación, el salir antes de la cama ayuda a tener más tiempo para ir al trabajo, evitando así prisas y estrés. También es importante dormir adecuadamente, alrededor de las ocho horas, así como mantener horarios regulares tanto durante el día como en las horas de acostarse y levantarse.

Mantener una actitud positiva

 Si se interpreta de forma positiva el fin de las vacaciones, resultará más sencillo, esto es posible si se evita pensar que el trabajo es una carga y se enfoca desde otra perspectiva. También puedes aprovechar los tiempos de descansos o de la comida para realizar a alguna actividad agradable. Practicar la relajación en intervalos regulares, eliminará los pensamientos erróneos o negativos que puedan darnos ansiedad.

No cargarse de trabajo el primer día

 Empezar de manera gradual con la intensidad del trabajo, de menos a más intensidad, siempre intentando comenzar por las tareas más gratas. Igual de importante es el no “llevarse trabajo a casa” y dejar en el trabajo lo concerniente a éste, sobre todo durante los primeros días.

Realizar actividades saludables

Hacer deporte y llevar una buena alimentación influye. Por eso, es algo que tampoco se debe descuidar los primeros días de regreso. Practicar ejercicio físico moderado, si es posible a diario y seleccionar aquellas actividades que podemos llevar a cabo, y delegar aquellas para las que no estamos tan preparados.

Lleva un recuerdo de las vacaciones a tu lugar de trabajo.

Tener un recuerdo cerca podría hacer que esa transición sea un poco más sencilla. Los recuerdos pueden evocar el momento de diversión que tuviste, y los estudios han demostrado que imaginar estar de nuevo en un lugar divertido y relajante a menudo es suficiente para aliviar el estrés y la ansiedad después de volver de las vacaciones.

Si tienes una oficina, decora tu escritorio o pared con algunas fotografías de tu viaje. También puedes llevar pequeñas estatuas de mesa o un calendario con fotos de tus vacaciones. Si no tienes tu propio escritorio u oficina, trata de llevar algo que puedas usar para el trabajo. Incluso si hay un código de vestimenta estricto, podrías evitarlo un poco y usar un brazalete o un collar que te recuerde tu viaje.

Empieza a planificar tus próximas vacaciones apenas regreses.

Las navidades están a la vuelta de la esquina y tener otras vacaciones en el horizonte, incluso si no será por mucho tiempo, te puede ayudar a adaptarte a estar de vuelta en la escuela o trabajo. Puede ser psicológicamente perturbador estar de vuelta en tu rutina antigua, pero saber que hay algo muy divertido en el futuro iluminará tu día y te dará algo que anhelarás. Si es posible, programa de inmediato tu tiempo de vacaciones. Tan solo el acto de dedicar tiempo para las siguientes vacaciones es un acto que afirma que tendrás tiempo libre otra vez.

Si te sientes deprimido, aprovechas los ratos de descanso en tu trabajo para pensar en las cosas divertidas que te gustaría hacer en tu siguiente viaje. Puedes incluso empezar a informarte sobre las cosas que te gustaría ver y hacer en tu tiempo libre.

Esperamos haberos ayudado a superar esta nueva etapa que en ocasiones puede resultar dura para algunos de nosotros.

TravelQuinto

Related posts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

OFERTA 2×1