Últimas noticias

Polémica en una intercomunidad de Montequinto por el uso y disfrute de la piscina

Banner Fomentto

piscina-montequinto-644x362

Intercomunidad de vecinos Venecia-San Marino

 

Una piscina privada del núcleo urbano de Montequinto, en Dos Hermanas (Sevilla), ha sido el desencadenante de una problemática entre vecinos de una intercomunidad, a raíz de una decisión tomada en asamblea para retirar los pases de acceso a los morosos. En concreto, se trata de la intercomunidad Venecia-San Marino, conformada por unos 424 vecinos y entre cuyas gestiones se encuentra el mantenimiento del parque y la piscina que tienen frente a sus pisos.

El debate en torno al uso y disfrute de la piscina surgió cuando en los días previos a su apertura, el pasado 15 de junio, los vecinos, reunidos en asamblea, votaron una propuesta para retirar los pases a los morosos e impedir que con las invitaciones de otros, éstos pudieran acceder a ella. Una medida que varias familias afectadas han criticado, ya que exigen que «los propietarios que estén al día con los pagos, puedan invitar a quienes quieran».

«Habrá vecinos que no paguen porque no quieran, no les guste la piscina o no tengan hijos, pero otros es que no podemos, lo estamos pasando mal». Es el testimonio de una de las vecinas morosas de esta intercomunidad, que reconoce que lleva sin pagar el recibo mensual, de 21 euros, desde hace ya más de un año. «Ni mi marido ni yo tenemos trabajo, ni cobramos prestación alguna», asegura.

Fuentes de la intercomunidad, por su parte, explican que cuando llegaron a la directiva había una morosidad de «más de 13.000 euros» y que existía incluso algún vecino que llevaba «diez años sin pagar». Una situación que, unida a las «irregularidades» registradas en años anteriores alrededor de la gestión de este organismo, les llevó a presentar esta decisión en la asamblea, que fue aprobada entre los vecinos, «con el 80%» de los votos.

Las familias morosas solicitan, sin embargo, que se estudien los casos de manera individual. «He entregado mis papeles del paro y de la Seguridad Social para que vean que no estoy cobrando ninguna ayuda», subraya esta vecina afectada, que explica que está «luchando desde el primer día que abrieron la piscina, no por mí, sino porque tengo una hija de 12 años a la que han dejado fuera». La intercomunidad asegura en este sentido que la decisión cuenta con respaldo legal ya que la piscina no es una «primera necesidad» a diferencia de la vivienda, sino que se trata más bien de un lugar de «esparcimiento y ocio».

Ante esta situación, algunos de los vecinos morosos han comenzado a recoger firmas para solicitar que se vuelva a convocar una reunión y se trate, de nuevo, el tema. La intención es que los propietarios que estén al día con sus pagos «puedan invitar» a los hijos de los morosos. «Entiendo que a mí no me den los pases, pero mi hija está encerrada en casa, porque nosotros ni vamos a playa ni a nada, éstas son nuestras vacaciones y ahora también se la quitan a mi hija».

La directiva recuerda, sin embargo, que «ir a la piscina no es un derecho fundamental» y destaca la existencia de vecinos que «se sacrifican pagando», puesto que «la responsabilidad de los hijos es de cada familia». Aún así, apunta que si se reúne un 25% de firmas se convocará a los vecinos a una nueva asamblea, en la que se podrá votar y acordar, si así sale apoyado, otra decisión que revoque la actual.

Esta intercomunidad registraba hasta 85 morosos antes de aprobar retirarles los pases a la piscina. Una cifra que ha descendido hasta los 38 actuales, tras comenzar a pagar recientemente algunos de ellos las cuotas atrasadas. La directiva recuerda que para cambiar la norma es necesario seguir el «proceso», aunque para los afectados «el daño ya está hecho».

FUENTE: Laura Montes, Abc de Sevilla.

Related posts

Deja un comentario