Últimas noticias

La Virgen de Valme peregrinó de manera extraordinaria al Cortijo de Cuarto

Banner Fomentto

La ciudad de Dos Hermanas se echó ayer a la calle bien temprano para acompañar en su peregrinación extraordinaria a la Virgen de Valme, que como cada siete años peregrina hasta su ermita en el Cortijo de Cuarto, este año coincidiendo por primera vez con el día que se coronó a la Virgen hace 40 años.

A las cinco y media de la mañana salía la imagen portada en andas y comenzaba un largo caminar hasta el barrio de Bellavista, amanecía el domingo con la imagen camino de Sevilla acompañada por multitud de fieles, muchas más incluso que las que se esperaban, debido a la fecha y el calor propio de estos primeros días del verano.

Pasaban dos minutos de las nueve de la mañana cuando la Virgen de Valme entraba en el recinto de la ermita y era colocada en el altar efímero instalado en la fachada del templo, comenzaba así la Eucaristía presidida por el Arzobispo Juan José Asenjo, quien como curiosidad nombró a la imagen como patrona y protectora de Dos Hermanas cuando la Virgen de Valme es la protectora, siendo Santa Ana su patrona.

Muchos fieles durante la Eucaristía a pesar del sol que comenzaba a apretar, algo que no evitó que fuesen muchos los fieles que se acercaran una vez terminada la Eucaristía a  contemplar de cerca de la venerada imagen que estrena un manto de raso azul con estrellas bordadas en plata.

A las once se iniciaba el regreso, si a la ida fueron las mujeres las que portaron las andas eran los hombres las que llevarían a la imagen hasta Dos Hermanas donde esperaban a la imagen muchas mas personas que querían acompañarla hasta su entrada. Entraba en su pueblo a la una y media del mediodía como estaba previsto y ya con un andar mas pausado se adentró en el centro, donde los cantes y petaladas acompañarían a la Virgen hasta su entrada en Santa María Magdalena a las dos y media de la tarde.

Una peregrinación que tiene lugar cada siete años, un tercer domingo de octubre adelantado, una muestra más de la devoción que Dos Hermanas y también Sevilla le tienen a la Virgen de Valme y una imagen que cambia su carreta de flores de papel y nardos en cestillos de mimbre por las andas llevadas por sus fieles.

Y dos noches que este año han marcado este 23 de junio, la que cerró el día y conocida como la de San Juan y más corta del año y la que lo abrió y marcada por las procesiones extraordinarias ya que durante casi toda la noche una imagen estuvo en la calle, minutos más o minutos menos.

A las tres de la mañana se recogía la Virgen de los Dolores en su pueblo de Camas, a las cinco y media se recogía la Virgen de las Angustias de Arahal, justo cuando comenzaba a salir la Virgen de Valme.

FUENTE: artesacro.org

FOTOS: Eduardo Fernández López

Related posts

Deja un comentario