Últimas noticias

Cómo dormir bien en las noches de calor

Banner Fomentto

Cuando hace calor a altas horas de la noche, puede ser difícil dormir. Afortunadamente, existen varias formas de refrescar algo el ambiente en el lugar en el que se duerme y permanecer fresco por el tiempo suficiente para quedarte dormido y tener una buena noche de sueño.

dormir con calor_20072017Uno de los efectos del intenso calor es el problema para conciliar el sueño que tienen muchas personas. El calor no sólo resulta molesto por las noches al provocar situaciones incómodas como el exceso de sudor, también provoca que el cerebro esté en constante alerta al modificar nuestras funciones térmicas ya que si el cuerpo no puede perder calor, hace que sea mucho más difícil conciliar el sueño.

Mantén tu dormitorio oscuro durante el día

Esto es particularmente importante si tu habitación está en el lado soleado de la casa. Las habitaciones que le dan el sol durante el día corren el riesgo de calentamiento como un invernadero. La luz del sol caliente entra en la habitación, pero si el calor no puede escapar, la habitación se calienta lentamente.

Es necesario encontrar el equilibrio entre el bloqueo de tanta luz solar como sea posible y al tiempo que permites el aire fresco que viene a través de la ventana abierta. Las cortinas delgadas funcionan mejor para esto. Las persianas bien posicionadas también son buenas si se puede inclinar para que bloqueen la luz del sol, pero que dejen huecos para que entre el aire fresco.

Una hora antes de la hora de dormir, abre las ventanas en la habitación para aumentar la circulación del aire y enfriar la habitación. Sin embargo, debes cerrar las ventanas antes de dormir para evitar calentar la habitación con aire durante la noche.

Mientras duermes tu temperatura corporal disminuye a su punto más bajo aproximadamente a las 3 a.m. A las 3 a.m., la temperatura afuera también es extremadamente baja. Si duermes con las ventanas abiertas, los músculos alrededor de tu cuello y cabeza pueden ponerse tensos involuntariamente debido a la caída súbita de temperatura y puedes despertarte.

Beber una bebida helada

Al igual que en el consejo de beber muchos líquidos calientes durante el frío invierno. Beber un vaso de agua fresca no sólo que te enfría desde dentro, también te mantiene hidratado.

Puedes llenar un vaso con cubitos de hielo si va a beber más tarde o poner una botella en el congelador y dejarla descongelar lentamente durante la noche.

El agua es la mejor bebida para hidratarte. Un café helado o una cerveza fría puede sonar tentador cuando hace calor pero la cafeína y el alcohol hace daño a tu sueño.

Toma una ducha fría

Tomar una ducha fría es una gran manera de refrescarte antes de acostarte, pero quizás no por la razón que pensaste.

Los estudios demuestran que tomar un baño o una ducha tibia ayuda a dormir mejor. Un ligero aumento de la temperatura corporal después ayuda a que el cuerpo pierda calor más rápidamente. Y debido a que el cuerpo necesita perder un poco de calor para dormir, tomar un baño o una ducha tibia ayuda a conciliar el sueño más rápido.

El truco es conseguir la temperatura adecuada. Si es demasiada fría el cuerpo generará calor. Pero, obviamente, no demasiado caliente o acabaras calentándote. Una temperatura cálida hará que te sientas un poco más caliente. Esto te ayudará a perder más calor más tarde por la noche.

dormir con calor_20072017Lávate las manos con agua fría

Sólo lavarse las manos parece un método bastante insignificante para refrescarse, pero en realidad es muy eficaz.

La sangre está cerca de la piel cuando te sientes caliente. Las manos no se ven tan grandes en comparación con todo el cuerpo, pero las manos y los dedos tienen un área de superficie muy grande, con una gran cantidad de venas que transportan la sangre. Así que lavarlas con agua fría es una gran manera de enfriar la sangre que a su vez ayuda a enfriar el cuerpo entero.

Asegúrate de lavarte las muñecas también. Aquí sólo hay una fina capa de piel que cubre una gran concentración de vasos sanguíneos que transportan la sangre alrededor de tu cuerpo.

Usa un trapo o una toalla húmeda cerca de tu cabecera para mojar tu cara o tus brazos a lo largo de la noche. Pero evita acostarte con la cara o los brazos mojados. Una vez que hayas limpiado tu cuerpo, sécate con una toalla seca antes de ir a dormir. También puedes comprar toallas especiales que estén hechas de un material evaporador que retenga agua, pero se mantengan secas al tacto. Te enfriarán sin mojar tu piel.

Rocía tu cara y cuello con una botella de aerosol. Si te despiertas durante la noche debido al calor, toma una botella de aerosol y llénala con agua fría. Rocía tu cara y cuello para enfriarte.

Coloca tus sábanas en el congelador

Coloca tus fundas de almohada, sábanas y frazadas en el congelador 30 minutos antes de que planees ir a dormir. Una vez que coloques tus sábanas en tu cama, deben estar lo suficientemente frescas por 30 a 40 minutos, el tiempo suficiente para quedarte dormido.

Evita que tus sábanas se mojen o dormir con sábanas o ropa mojadas. No sumerjas tus medias en agua fría y las uses para dormir ni uses una camiseta mojada para dormir. Llevar cualquier cosa mojada a la habitación o usar algo mojado solo atrapará humedad densa en tu habitación y causará incomodidad.

Sábanas: es aconsejable optar por las de algodón, que facilitan la transpiración. De igual manera pueden meterse en una bolsa de plástico y mantenerlas un tiempo en la nevera. Así se mantendrán frescas el tiempo suficiente para conciliar el sueño.

Duerme en ropa de algodón

Aunque podrías estar tentado a desvestirte y estar desnudo para mantenerte frío, dormir desnudo puede hacerte sentir más calor y no permite que la humedad se evapore entre tu cuerpo y la superficie donde duermes. Opta por una pijama de algodón y evita las telas sintéticas como nailon o seda, ya que no son transpirables y te hacen sentir más calor.

¿Qué cenar?

Optar por lo fresco y evitar comidas copiosas y calientes. Ensalada, fruta fresca, yogur y agua, un menú ideal. El cuerpo usa los alimentos frescos y ricos en agua para eliminar calor corporal.

Esperamos que on estos fáciles consejos os hayamos podido ayudar a conciliar el sueño, ya que en las noches de verano no siempre es fácil.

 

 

 

Related posts

Deja un comentario