Últimas noticias

Alimentos que favorecen un bonito bronceado

Banner Fomentto

Nos encontramos en plena época estival y la mayoría de nosotros disfruta de unos días de merecidas vacaciones, estos días nos animamos a pasear, sentarnos en las terrazas, y en definitiva, buscamos que nos dé un poco el sol y el aire. No se trata de una necesidad anímica, sino de una pulsión biológica: necesitamos el sol y los efectos bioquímicos que se producen en nuestro organismo y que nos reportan bienestar.

Alimentos que bronceanUn bronceado bonito también tiene mucho que ver con el tipo de alimentos que incluímos en la dieta ya que existen determinados productos que nos ayudan de manera notable de cara a preparar la piel, aumentar sus defensas, y contrarrestar los efectos dañinos del sol sobre ella.

Tomar el sol fortalece los huesos, estimula nuestro sistema inmunológico, ahuyenta la depresión, favorece la vida sexual y por supuesto, embellece nuestra piel. La piel es el órgano más grande del cuerpo humano o animal. En los humanos ocupa una extensión aproximada de 2m2 y tiene un peso que ronda los 5kg. Sus funciones son la protección el exterior, las sensaciones sobre las condiciones del entorno, regular el equilibrio de agua y la temperatura de nuestro organismo, nuestra respuesta inmunitaria y la producción y sintetización de vitamina D, esencial para nuestros huesos.

Para metabolizar la luz solar y disipar la radiación dañina, la piel estimula su melanina. Aquí es donde entran en juego las provitaminas, sustancias necesarias para que nuestro cuerpo pueda aprovechar las vitaminas que ingerimos a través de los alimentos.

Estos son algunos de esos alimentos, grandes ‘amigos’ de nuestra dermis:

  • Alimentos que contienen vitamina C: ayudan a frenar los radicales libres (‘culpables’ del envejecimiento prematuro de la piel). Son ricos en esta vitamina el kiwi, los cítricos (naranja, pomelo, mandarina, limón…) y las frutas rojas como las fresas, arándanos, moras…
  • La Vitamina A es esencial para la regeneración de nuestra piel y también es conocida como retinol, ya que entre los pigmentos que genera se encuentran algunos necesarios para nuestra retina y nuestra visión.
  • Los carotenos son precursores de vitamina A por lo tanto, también favorecen el cuidado de la piel, mucosas y de la visión. De allí la importancia de consumir alimentos que los contienen, sobre todo, en esta época del año en donde nos exponemos al sol con frecuencia y necesitamos más antioxidantes así como de un mayor cuidado de nuestra piel y ojos. Sin duda los alimentos de color anaranjado, rojo o verdes, son excelentes fuentes de carótenos en nuestra dieta y podemos incluirlos a diario como parte de diferentes preparaciones.
  • Alimentos ricos en carotenos: ayudan a activar la melanina: en este sentido, además de las populares zanahorias, son ricos en carotenos otros alimentos como los albaricoques secos, las frutas y hortalizas de color verde, el tomate, el brócoli, las espinacas, la calabaza, la lechuga, el perejil, las acelgas, los pimientos, el mango, la papaya… Es recomendable empezar a tomar este tipo de alimentos dos semanas antes de exponerse al sol puesto que el caroteno alcanza su nivel adecuado de concentración 15 días después haber sido ingerido.
  • Alimentos que contienen vitamina E: actúan también contra la acción de los ‘radicales libres’. Se encuentra en los aceites vegetales, en el germen de trigo, frutos secos, cereales integrales, aguacate, verduras de hoja verde…
  • Minerales: favorecen el buen estado de la piel y se encuentran en alimentos muy variados (marisco, cereales, legumbres, frutos secos…).
  •   Alimentos ricos en omega 3: Este ácido graso esencial es necesario también para el mantenimiento del buen estado de la piel y broncearse con salud, ya que combate su sequedad y deshidratación. No olvides tomar este verano pescado azul, marisco, nueces, semillas de lino, coliflor, coles de Bruselas, espinacas y fresas.
  • Además de estos productos resulta fundamental no olvidar el agua. Con el sol la piel se reseca y necesita rehidratarse con un aporte extra de agua. En este sentido también es una buena opción incluir en la dieta zumos de frutas variadas e infusiones.
  • Agua: No puede haber una piel bonita sin agua. Debemos hidratar la piel desde dentro, si no lo hacemos comenzará a descamarse (nos “pelaremos”) y ¡Adiós bronceado! ¡hola arrugas! Si te cansas de beber agua, pásate a los zumos de frutas naturales o al té helado.

En definitiva,  a todos nos apetece lucir bronceado. La ropa queda mejor cuando nuestra piel tiene un color bonito. Cuando estamos morenos tenemos mejor cara ¡Y hasta la celulitis parece desaparecer!

El sol, siempre que lo tomemos con la debida precaución, nos aporta muchos beneficios; por ello, no debemos olvidar proteger nuestra piel para beneficiarnos al máximo sin correr riesgos. Además de una buena protección solar, debemos proteger nuestra piel desde dentro, mediante una buena alimentación e hidratación.

Related posts

Deja un comentario